domingo, 8 de enero de 2012

Paty, la muñeca diabólica

Una nueva leyenda que más bien podría tratarse de un cuento.
Hace muchos años en un pueblo vivía una familia muy pobre que apenas tenían los suficientes recursos para sobrevivir. El padre salía cada mañana a buscar comida en los contenedores de basura y uno de esos días encontró una sucia muñeca. Justo recordó que su hija menor quería una, por lo que se la dio a su mujer, la cual la limpió y cosió dejándola en mejor estado.
La niña, contenta por su nuevo regalo prometió jugar todos los días con su muñeca, a la que llamó Paty.
Al igual que todos los niños, acabó cansandose y la dejó abandonada sobre una piedra, en un día de tormenta. Uno de los rayos alcanzó entonces al jugete quemándole el pelo y derritiendole media cara. Desde entonces, los familiares podían oir a Paty cantando cada noche el nombre de su próxima victima, como si de un martilleo constante en la cabeza se tratase. Todos y cada uno de los miembros de la familia fueron asesinados escepto la pequeña, de quién se cuenta que la muñeca se introdujo en su cuerpo y hoy en día viaja por el mundo para vengarse de todas las niñas que la abandonaron anteriormente.
Una historia escalofriante ¿verdad? A mi la verdad, las muñecas de porcelana nunca me han gustado :S
Sabeis, mi madre me contó que ella de pequeña rajaba la boca de sus muñecas de porcelana para poder darles de comer, supongo que imaginareis que es lo que pasa cuando entra comida pero no sale por ningún lado ¿no? Además no solo eso, sino que a mi abuela le daba por colgarlas a todas del cuello en la pared para que así estuvieran ordenadas... Que mal rollo :S

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

frases de amor